El helicóptero de radiocontrol. Configuraciones de un giróscopo

Configuraciones y ajustes del giróscopo de un helicóptero de radiocontrol.

rotor cola heli rc 350x292 El helicóptero de radiocontrol. Configuraciones de un giróscopo


Ajuste del modo normal de un giróscopo

Nunca usar trim ni sub trim sobre el giróscopo (via rudder), esto puede causar que aunque el helicóptero vuele momentáneamente de forma normal, aparezcan otros problemas en vuelo normal y HL (head lock).

Para disponer de un vuelo normal bien configurado, habrá que regular correctamente el antipar y la posición del servo de cola para este modo de vuelo. Esta configuración además se revelará como la base para el reglage necesario para el modo head lock.

Este reglage así como su comprobación se hace en vuelo, por lo que los principiantes que apenas son capaces de mantener el helicóptero en vuelo estacionario, deberán contentarse con un ajuste aproximado y volar en modo head-lock.

No obstante, esta configuración básica y simple, muchas veces está muy cerca del buen reglaje.

Vamos entonces a situar el giróscopo en modo normal con una ganancia media y ningún setting de trim ni subtrim via rudder.

Si se trata de un helicóptero eléctrico, desconectaremos el motor antes, para evitar cualquier incidente.

Una vez enchufada la batería, verificaremos que la palometa del servo de antipar esté bien perpendicular a la escuadra del mando de la cola. Si no lo estuviese lo desmontamos para que se encuentre de la forma más próxima a esta posición perpendicular.

Posición correcta de las escuadras de los servos

Un pequeño truco a conocer, si buscamos situar las escuadras de un servo con precisión, es que las muescas de las escuadras para su fijación en el servo, habitualmente se encuentran en número impar por lo que si disponemos de una escuadra o cruceta de dos brazos, probaremos a darle la vuelta para ver si de esta forma se ajustan mejor a su posición correcta.

Una vez encontrada la mejor posición, verificamos la posición neutra, los trims y los subtrims a cero, y podemos instalar la cruceta en su mejor posición. A continuación podemos cortar el brazo que no se va a utilizar, sobre todo si comprobamos que podría provocar un mal funcionamiento al tropezar con algo.

Seguidamente, conectamos la varilla del mando en la cruceta. Luego desplazamos el servo de cola a lo largo del eje de ésta, de forma que estando el servo en el neutro y su cruceta perpendicular el extremo de la varilla de mando se pueda fijar a la cola, quedando ésta en su posición neutra.

Finalmente queda, fijar todo bien, comprobar el funcionamiento del conjunto y lubricar bien. Se regulará el giróscopo siguiendo las instrucciones del fabricante.

Si una vez en vuelo el helicóptero gira a la derecha y necesita de más mando de cola a la izquierda para estabilizar el vuelo, tendremos que retrasar la posición del servo sobre el eje de cola y de forma inversa, adelantar el servo si el helicóptero gira a la izquierda.

Marcar la posición inicial del servo como referencia sobre el eje, desplazar el servo al principio 1 mm para luego afinar su posición con desplazamientos de 0,5 mm.

Reglaje de la ganancia del giróscopo

Este reglaje se realizará primero en modo head lock y luego en modo normal.

Es interesante de fijar dos puntos de menos en modo normal que en modo headlock, pues si aparece un problema mecánico que afecte al headlock y nos vemos forzados a cambiar a modo normal, la atenuación del problema será mejor con algo menos de ganancia.

Al intentar ajustar la ganacia pueden suceder tres cosas:

  • Ganancia demasiado elevada: desplazamientos rápidos y cerrados, vibraciones en la cola, paradas de rotación con saltos y vibraciones, correciones entrecortadas del antipar en ciertas figuras y en translaciones rápidas.
  • Ganancia demasiado baja: desplazamientos lentos y flojos, desviaciones después de variaciones de motor y de paso, reacciones y paradas poco marcadas.
  • Ganancia correcta: ningún desplazamiento ni fluctuación, ninguna desviación después de cambios en el régimen del motor ni del paso, cola bien estable, paradas limpias y en la posición deseada.

Nota: Numerosos problemas mecánicos pueden perturbar el funcionamiento del giróscopo y obligarnos a bajar la ganancia para disminuir así desplazamientos y vibraciones. Es siempre interesante apuntar la ganancia que se establece cuando el helicóptero es nuevo para más adelante contrastarla y poder saber que existe algún problema mecánico que impide el dejarla en su valor óptimo.

La ganancia va siempre a depender de cada servo, del giróscopo empleado, de la radio y del modelo de helicóptero.